Una sola radio, una sola misión

El Papa Francisco pide proteger a los menores del Internet

 

 

 No podemos permanecer indiferentes o apartados de la Madre, porque perderíamos nuestra identidad de hijos y de pueblo, y viviríamos un cristianismo hecho de ideas y de programas, sin confianza, sin ternura, sin corazón”, lo dijo el Papa Francisco en su homilía en la celebración Eucarística con ocasión de la Fiesta de la Traslación del icono de la “Salus Populi Romani”, en la Basílica de Santa María La Mayor, el último domingo de enero de 2018.

 

Comentando las lecturas que la liturgia presenta para esta fiesta, el Santo Padre señaló que, como Pueblo de Dios en camino, nos detenemos en el templo de la Virgen ante su presencia maternal. “La presencia de la Madre – precisó el Papa – convierte este templo en una casa familiar para nosotros los hijos. Junto a generaciones y generaciones de romanos, reconocemos en esta casa materna nuestra casa, la casa donde recobramos fuerzas, encontramos consuelo, protección, refugio. El pueblo cristiano – puntualizó el Pontífice – comprendió desde el inicio que en las dificultades y en las pruebas es necesario acudir a la Madre, como indica la antífona mariana más antigua: Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita”.

 

Buscamos refugio

 

Recordando las enseñanzas de la tradición, el Papa Francisco indicó que nuestros Padres en la fe nos enseñaron que en los momentos turbulentos es necesario ponerse bajo el manto de la Santa Madre de Dios. “Su manto está siempre abierto para acogernos y congregarnos. Nos lo recuerda bien el Oriente cristiano, donde muchos festejan la Protección de la Madre de Dios, que está representada en un precioso icono en el que, con su manto, protege a los hijos y cubre el mundo entero”.

 

Esta sabiduría que viene de lejos nos ayuda, porque la Madre custodia la fe, protege las relaciones, salva en las dificultades y preserva del mal. Por ello, afirmó el Papa, donde la Virgen es de casa el diablo no entra; donde está la Madre la turbación no prevalece, el miedo no vence. María, agregó el Pontífice, es el arca segura en medio del diluvio. No serán las ideas o la tecnología lo que nos dará consuelo y esperanza, sino el rostro de la Madre, sus manos que acarician la vida, su manto que nos protege. Aprendamos a encontrar refugio, invitó el Papa, yendo cada día a la Madre.

 

No desprecies nuestras súplicas

 

En este sentido, señaló el Obispo de Roma, cuando nosotros le suplicamos, María suplica por nosotros y el Papa recuerda que hay un bonito título en griego que explica esto: Grigorusa, es decir, «aquella que intercede prontamente»; no se demora, como hemos escuchado en el Evangelio. “Así actúa cada vez, si la invocamos – precisó el Santo Padre – cuando nos falta la esperanza, cuando escasea la alegría, cuando se agotan las fuerzas, cuando se oscurece la estrella de la vida, la Madre interviene. Está atenta a las fatigas, sensible a los desasosiegos, cercana al corazón. Y jamás desprecia nuestras oraciones; no deja sin atender ni tan siquiera una. Es Madre, no se avergüenza nunca de nosotros, antes bien desea solamente poder ayudar a sus hijos”.

 

Líbranos de todo peligro

 

La Madre, puntualizó el Santo Padre, no es algo opcional, es el testamento de Cristo. Y nosotros tenemos necesidad de ella como un caminante del descanso, como un niño de ser llevado en brazos. “Es un gran peligro para la fe – señaló el Papa – vivir sin madre, sin protección, dejándonos llevar por la vida como las hojas por el viento. El Señor lo sabe y nos recomienda acoger a la Madre. No son buenos modales espiritual, sino es una exigencia de vida. Amarla no es poesía, es saber vivir. Porque sin Madre no podemos ser hijos. Y nosotros, ante todo, somos hijos, hijos amados, que tienen a Dios por Padre y a la Virgen por Madre”.

 

Antes de concluir su homilía, el Papa Francisco recordó que, ll Concilio Vaticano II enseña que:

 

“María es «signo de esperanza cierta y de consuelo para el Pueblo peregrinante de Dios». Es signo, es el signo que Dios nos ha dado. Si no lo seguimos, nos salimos del camino, porque hay unas señales en la vida espiritual que deben ser respetadas”

 

“No podemos permanecer indiferentes o apartados de la Madre – precisó el Papa - porque perderíamos nuestra identidad de hijos y de pueblo, y viviríamos un cristianismo hecho de ideas y de programas, sin confianza, sin ternura, sin corazón. Pero sin corazón no hay amor y la fe corre el riesgo de convertirse en una bonita fábula de otros tiempos. La Madre, en cambio – concluyó el Pontífice – custodia y prepara a los hijos. Los ama y los protege, para que amen y protejan el mundo. Hagamos que la Madre sea la huésped de nuestra vida cotidiana, una presencia constante en nuestra casa, nuestro refugio seguro. Encomendémosle cada día. Invoquémosla en cada dificultad. Y no nos olvidemos de volver a ella para darle gracias”.

Read more ...

Francisco en Chile, ¿éxito o fracaso?

 

 Francisco en Chile, ¿éxito o fracaso?

Autor: Pbro. Luis-Fernando Valdés

Francisco realizó una visita apostólica muy especial a una “Iglesia herida” por escándalos mediáticos, en la que ha disminuido la participación de los fieles. ¿Qué podía hacer el Papa para revitalizar a la Iglesia chilena?

1. Un viaje complicado. El cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado vaticano, declaró unos días antes de que el Papa Francisco comenzara su visita a Chile y Perú: “No va a ser un viaje fácil”.

Según la cadena alemana Deutsche Welle (DW), “los casos de pederastia y la incapacidad mostrada hasta ahora por la jerarquía católica para acabar con esta lacra han abierto una herida en la relación de muchos chilenos con la Iglesia”. (dw.com, 18 ene. 2018)

Otros analistas, en cambio, destacaron que la falta de entusiasmo por la visita fue generada por la política interna y por los partidos, “todos en crisis de credibilidad”, porque temían que elPapa mencionara el tema de la muy larga controversia entre Santiago y La Paz con respecto a la solicitud de esta última de una salida al Pacífico. (Vatican Insider, 3 ene. 2018)

2. Violencia contra la Iglesia. La visita del Papa generó protestas por parte de grupos laicos e indígenas, así como de víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes. El viernes 12 de enero, grupos no identificados atacaron cuatro iglesias católicas en Santiago de Chile y dejaron amenazas al papa Francisco.

Por su parte, las autoridades manifestaron su desacuerdo con los ataques. La Presidenta chilena, Michelle Bachelet, pidió que el Pontífice sea respetado, mientras que el Presidente electo, Sebastián Piñeira, pidió al pueblo recibir al Papa “con alegría y con paz”. (BBC.com, 12 ene. 2018)

3. Sintonía con la nueva generación. Fue muy llamativo que hubiera miles de jóvenes que participaron como voluntarios en la organización y desarrollo de la visita apostólica, pues antes del viaje papal los medios más bien parecían reflejar desinterés por parte de la juventud.

Francisco tuvo un evento masivo con los jóvenes, a los que se dirigió en términos muy usuales para ellos. Al hablarles de las dificultades de la vida, cuando se quedan “sin conexión” o cuando se quedan “sin batería”, les recordó cuál es “la contraseña” para conectarse Dios: hacerse la pregunta “¿qué haría Cristo en mi lugar?”

4. Por una Iglesia cercana a la gente. Un momento especial de la visita fue cuando el Papa manifestó su “dolor y la vergüenza ante el daño irreparable causado a niños por parte de los ministros de Iglesia”. Horas más tarde, el Pontífice se reunió en privado con varias de estas víctimas.

Al igual que en muchos países de mayoría católica, en Chile se suele confundir la Iglesia con la jerarquía (los obispos y sacerdotes) como si los fieles laicos no fueran parte de ella. Por eso, Francisco les recordó a los clérigos que no forman una élite, sino que ellos también son parte del santo Pueblo fiel de Dios.

El Pontífice explicó que la misión cristiana “es de toda la Iglesia y no del cura o del obispo”, y aclaró que los fieles laicos no peones, ni empleados de los sacerdotes, y que por eso no tienen que repetir como “loros” lo que dicen los miembros de la jerarquía.

Epílogo. Aunque algunos comentaristas atribuyen sólo a los obispos la lejanía entre las autoridades de la Iglesia chilena y la gente, en realidad, se trata de una crisis global de descristianización que también ha afectado a Chile.

A pesar de que algunos medios locales, basados sólo en la escaza asistencia a los eventos de Temuco e Iquique, consideran que ese viaje apostólico fue un fracaso, la aportación de Francisco a los católicos chilenos ha sido muy grande, pues les planteó una renovada visión de la relación de los obispos con los fieles y dio un nuevo impulso a los creyentes que pertenecen a la llamada generación digital.

 Contacto This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Esta columna también se publica en @FeyRazon

Tomado de InspiraMedios

Read more ...

Programación Febrero 2018

En el llevar adelante su intención se han confiado de la Providencia, que nunca les ha hecho faltar los medios para las necesidades cotidianas: para la modernización de las tecnologías, en modo de disponer de instrumentos al paso con los tiempos, y para el desarrollo de la Radio, primero en Italia y luego en tantos Países del mundo, con una sutileza y una rapidez sorprendente. Al respecto, el desafío es mantener el estilo de sobriedad, no obstante la búsqueda de los instrumentos adecuados.

 

 

 

 

 

 

 

 

Read more ...

 Whatsapp +(52) 133 3450-15-96 Teléfono +52 (33) 33-67-10-00

 

Calle Joaquín Angulo 1696 Col. Sta Teresita Cp 44600 Guadalajara, Jal. México