Una sola radio, una sola misión

Niños Mártires de Tlaxcala, patronos de la niñez mexicana, serán canonizados próximamente

El Papa Francisco ha aprobado la canonización de los Niños Mártires de Tlaxcala: Cristóbal, Antonio y Juan, y el promotor de la causa de los beatos, el Arzobispo Metropolitano, Mons. Francisco Moreno Barrón, dio los detalles de este importante acontecimiento de la Iglesia Universal, y en particular de México y América Latina.

         “Durante mucho tiempo estuvo olvidada su causa. De hecho nunca se introdujo una causa de canonización. Ustedes recuerdan cómo en ese tiempo eran solamente promovidos a la santidad, a la canonización europeos y particularmente españoles. Ya muy recientemente un obispo, antecesor mío, acá en Tlaxcala, Don Luis Munive, promovió su causa de beatificación y la llevó a su culmen aunque ya estaba él en silla de ruedas y prácticamente en estado de coma. Sin embargo estuvo ahí en la celebración. El Papa hoy San Juan Pablo II los beatificó en una hermosísima ceremonia”, dijo el Arzobispo.

         En 1990 fueron beatificados en la Basílica Nuestra Señora de Guadalupe.

         A la llegada de Mons. Moreno Barrón en 2008 se propuso impulsar esta causa de canonización.

         “Fue un camino muy largo, muy largo pero muy bonito, sobre todo para poner en la mente y en el corazón del pueblo de Tlaxcala y desde ahí a muchos otros lugares la devoción a estos niños. Lo que más admiramos de estos niños es en primer lugar la formación que recibieron tan chiquitos. Unos niños bien formados humana y cristianamente. Segundo su integración a la vida familiar donde ellos se recreaban y vivían como todos los niños de su época, y en tercer lugar la devoción a los sacramentos. Ellos pidieron el bautismo de una manera consciente y luego se nutrieron de la reconciliación y la eucaristía”, destacó el Arzobispo.

         Y añadió: “Y admiramos mucho de ellos como su fe la expresaron en un compromiso evangelizador, y salieron a anunciar su fe sin temor a su propia familia y los lugares vecinos. Y ahí encontraron el martirio.

         Recordó que el entonces Papa Benedicto XVI en su viaje a Guanajuato invitó a los niños a imitar a los Niños Mártires de Tlaxcala en su camino de santidad.

         Mientras que el Papa Francisco con el voto de los cardenales y obispos decidió que la Congregación para la causa de los santos proclamara un decreto donde él decidió canonizar a los Niños Mártires de Tlaxcala. Sólo falta la fecha de la celebración.

         El Arzobispo le pidió al Papa Francisco que para canonizarlos se pudiera seguir la fama de santidad y no por medio de un milagro, ya que su martirio por odio a la fe es un camino seguro a la santidad.

         Explicó que a través de la historia se fue dando testimonio del martirio de estos beatos, así como la tradición en el pueblo de Tlaxcala.

         “Este es un momento de gracia, es un regalo de Dios a través del Papa Francisco para Tlaxcala, para México, para América, el Continente Americano y para la Iglesia Universal. Así me lo dijo también el Cardenal Amato, el Prefecto de la congregación. Que él tomó por su cuenta allí con la congregación esta causa de canonización y le dieron un gran impulso. Eso me consta de primera mano. Y decía el cardenal: es que esto va a tener un gran impacto porque se trata de los primeros mártires de América, y esto va a favorecer sobre todo la vocación a la santidad de muchos niños”, destacó Mons. Moreno Barrón.

         Los Obispos mexicanos declararon recientemente a los beatos Cristóbal, Antonio y Juan los santos patronos de la niñez mexicana.

         “Y va a hacer mucho bien en México y particularmente en América porque vivimos tiempos difíciles para los niños, tiempos en que no se les respeta su dignidad, tiempos de abusos hacia los niños, tiempos en que muchos de ellos aún no tienen acceso a la cultura, a las medidas necesarias de salud, o que viven en condiciones infrahumanas todavía. Por todo esto creo que el hecho de que sean canonizados estos niños va a ser como una toma de conciencia para todos de que ellos tienen una gran dignidad que debe ser respetada, que deben ser promovidos”, mencionó el Arzobispo.

         El deseo del Arzobispo en crear una parroquia dedicada a estos Niños Mártires de Tlaxcala, y poder ir junto a un grupo de sacerdotes y laicos a la canonización de ellos a Roma.

         Además junto a los Niños Mártires de Tlaxcala van a ser canonizados los niños videntes de las apariciones de Fátima: Jacinta y Francisco Mirto.

Cristóbal, Antonio y Juan fueron tres niños Tlaxcaltecas. Cristóbal nació hacia 1514 en Atlihuetzín, al centro de Tlaxcala, hijo de un cacique. Antonio, nieto de un senadorde Tlaxcala y Juan, paje de Antonio, nacieron en una población llamada Tizatlán.

Estos niños asistieron a la primera escuela franciscana que hubo en Tlaxcala.

Hacia 1528 pasaron por Tlaxcala dos religiosos dominicos que iban a evangelizar Oaxaca, y los niños quisieron acompañarlos, y al pasar por Tecalli y Cuauhtinchán los niños recolectaron y destruyeron ídolos. Cuando los naturales los descubrieron se enfurecieron y los mataron a palos.

 

DA CLICK AQUÍ PARA ESCUCHAR LA ENTREVISTA

https://soundcloud.com/radiomariamexico/entrevista-al-arzobispo-de-tijuana

 

 

         Que Dios los bendiga.

 

 

 

 

 

 

 

 Whatsapp +(52) 133 3450-15-72 Teléfono +52 (33) 33-67-10-00

 

Calle Joaquín Angulo 1696 Col. Sta Teresita Cp 44600 Guadalajara, Jal. México