Una sola radio, una sola misión

Joven Mexicana recorre EU en defensa de la vida

 

 

“Una vida lo vale todo”, asegura la joven de 22 años, quien ahora tiene la intención de impulsar en México esta caminata que se realiza en Estados Unidos, Canadá y Australia.

 

Con horarios complicados de alimentación y descanso, y bajo los abrasadores rayos del sol, Alison González, una mexicana de 22 años, integrante de Pasos por la Vida A.C., atravesó las ciudades estadounidenses de Los Ángeles, Banning, San Bernardino, Arizona, Georgetown y Salomé, como parte de una caminata denominada Crossroad Walk, llevada a cabo anualmente por la organización Crossroad Pro-Life con el fin de manifestarse a favor de la vida y en contra del aborto. Sobre esta agotadora, pero fascinante experiencia, habla para Desde la fe la valiente joven.

 

       Alison González explica que si defiende la vida es porque está convencida de que todos los bebés que se encuentran en el vientre materno deben tener la oportunidad que tenemos todos; “se les debe dar esa oportunidad de saber lo que es amar, reír, viajar, sentir tristeza, llorar, y sobre todo, luchar también por un cambio real para la sociedad, participar en la búsqueda de un mundo mejor; me pesa que haya mujeres que se vean orilladas a considerar el aborto como una opción, y siento que, como sociedad, podríamos ofrecerles otras alternativas, ya que una vida lo vale todo”. 

 

Refiere que Crossroad Pro-Life es una organización fundada en 1995 a raíz de la exhortación del Papa Juan Pablo II de vivir una cultura de la vida, y entre sus acciones para la defensa de este don preciado, lleva a cabo anualmente esta caminata juvenil denominada Crossroad Walk, tanto en Estados Unidos, como en Canadá y Australia, actividad cuya duración es de tres meses. “En estados Unidos se recorren 36 estados en tres rutas diferentes, la del norte, la del centro y la del sur; yo participé en esta última. La idea es caminar por las carreteras secundarias de las ciudades portando una playera con la palabra Pro-Life, con lo cual queda muy claro el motivo de nuestro mensaje a la sociedad; diariamente se celebran Misas y se reza el Rosario, y en los trayectos procuramos convivir con personas para platicarles qué es lo que hacemos y cuál es nuestro objetivo”.

 

Cuenta que la idea de participar le surgió en el año 2015, cuando escuchó acerca de Crossroad Walk durante un congreso llevado a cabo en Nashville, Tennessee; sin embargo, fue hasta mayo de este año cuando se animó a viajar a Estados unidos para ser parte de esta caminata, de la que se puede formar parte de una manera muy accesible, pues el interesado sólo cubre el costo de su viaje, ya que las comidas, la estancia y algunas otras cosas que se requieren son cubiertas por la organización a través de Foundraising.

 

Explica que en Crossroad Walk cada persona debe caminar entre 6 y 8 millas diariamente, con el fin de lograr una meta grupal de 60 millas por día. “En realidad no las cumplíamos, ya que las temperaturas eran muy altas, y como grupo lográbamos sumar alrededor de 30 millas entre las 11 personas que íbamos: ocho mujeres y tres hombres, quienes nos dividíamos en dos equipos: uno caminaba por la mañana y el otro por la tarde, luego nos alternábamos. Es una experiencia ardua, pero llena de satisfacciones, que me gustaría impulsar en México”.

 

Comenta que uno los problemas para ella, como mexicana, fue el cambio de horario, aunque sólo había dos horas de diferencia. “Me costó trabajo adaptarme, ya que las actividades comienzan muy temprano; por otra parte, el tema de la alimentación también fue un punto difícil, por el horario de consumo y el tipo de alimentos; mientras los mexicanos acostumbramos un desayuno fuerte, una comida regular y una cena ligera, los estadunidenses hacen un desayuno básico, al mediodía sólo un lunch y en la noche una cena muy pesada. Tuvimos que acostumbrarnos a estas cosas. Pero nada que nos impidiera participar con entusiasmo en Crossroad Walk, una experiencia que me permitió poner en práctica mis convicciones como católica pro-vida. Si en EU sales a la calle portando una playera que dice ‘Pro-Life’, la gente te cuestiona bastante, por lo que se necesita coraje y valentía para defender la vida de los más indefensos; a eso nos ha invitado el Papa Francisco, a salir a las calles con nuestro mensaje, a decir a la gente que los seres humanos estamos hechos para mucho más que sólo relaciones vacías; a externarle que debemos amarnos y respetarnos, y que no tenemos el derecho de arrebatarle la vida a nadie, porque la vida no la damos nosotros”.

 

Jesús Vladimir Alcántara Flores:

 

Periodista http://www.siame.mx/

 Whatsapp +(52) 133 3450-15-72 Teléfono +52 (33) 33-67-10-00

 

Calle Joaquín Angulo 1696 Col. Sta Teresita Cp 44600 Guadalajara, Jal. México