Una sola radio, una sola misión

¡Arrepiéntanse!, piden obispos de la Provincia de Acapulco a delincuentes

 

En un comunicado conjunto, los cuatro pastores de la región hicieron un llamado a la paz; el clamor coincide con la riña en un penal donde 28 personas fueron asesinadas brutalmente.

La Provincia de Acapulco, en México, lanzó un enérgico llamado a quienes están generando violencia en la región, para que se arrepientan y se conviertan a Dios.

            A unas semanas de la riña en el Centro de Reinserción Social de Las Cruces, en el estado de Guerrero, que dejó 28 muertos y varios heridos, así como diversos actos de violencia que han cobrado la vida de decenas de personas en las últimas semanas, los obispos de la región emitieron un comunicado conjunto apelando a la paz.

            El texto, que fue signado por los obispos de las diócesis de Chilpancingo-Chilapa, Tlapa, Ciudad Altamirano, y el administrador diocesano de la Arquidiócesis de Acapulco, al término de una reunión provincial, pide a todos aquellos que están generando violencia en la región, “no olvidar que todos somos hermanos”, y los exhorta al arrepentimiento de sus acciones, “acercándose a Jesucristo, que renueva y remide a la persona, transformando el corazón de piedra en corazón de carne”.

Señalaron los obispos: “Nos duele profundamente el sufrimiento que está viviendo nuestra Provincia a causa de la violencia, que está afectando fuertemente a las familias, a las instituciones sociales y comunidades enteras, en su integridad física, en su economía y en su estabilidad”.

Al dirigirse a los fieles laicos, les recordaron que todos en la región tienen necesidad de consuelo, “porque ninguno es inmune al sufrimiento, al dolor y a la incomprensión”, por lo que los llamaron a trabajar en este año jubilar llevando a quienes sufren una palabra de ánimo, un abrazo que les haga sentir comprendidos, una caricia que les haga percibir el amor o una oración que les permita ser más fuertes. “Todas éstas son expresiones de la cercanía de Dios a través del consuelo ofrecido por los hermanos, haciendo de la misericordia un estilo de vida de cristiana”.

            Cabe señalar que la Provincia de Acapulco vive el “Año de la paz con misericordia”, el cual concluirá al inicio de la Cuaresma 2018.

También pidieron a todos los equipos y grupos de iglesia, en sus diferentes niveles, “poner su mejor esfuerzo para impulsar iniciativas y acciones que permitan a todos volver a mirarse como hermanos, con la confianza mutua de ser gente de bien, con el compromiso de luchar hombro a hombro para mejorar los ambientes en los que vivimos, siendo artesanos de la paz”.

Finalmente, señalaron que se acercan a esta realidad “con ojos y corazón de pastores que ven y sienten los sufrimientos de los pueblos, que están viviendo esta realidad dolorosa. “Queremos mantener nuestra ‘mirada fija en quienes tienden sus manos, clamando ayuda y pidiendo nuestra solidaridad. Son nuestros hermanos y hermanas, creados y amados por el Padre celestial’, que necesitan consuelo y acompañamiento”.

 

“Que santa María de Guadalupe y los santos mártires guerrerenses, san Margarito Flores y san David Uribe, nos acompañen para dar testimonio de servicio y fidelidad al Evangelio. Con cariño les hacemos llegar nuestra bendición”,  concluye el comunicado

 Whatsapp +(52) 133 3450-15-72 Teléfono +52 (33) 33-67-10-00

 

Calle Joaquín Angulo 1696 Col. Sta Teresita Cp 44600 Guadalajara, Jal. México