Una sola radio, una sola misión

Radio María - Los oyentes del mundo cuentan su testimonio

 

La misión más importante de las Iglesia es la de salvar almas. La misión de Radio María es la de despertar y consolidar en cada bautizado el sentido misionero de nuestra adhesión de fe a cristo, es decir, de vivir el bautismo y “crecer y fortalecerse en el espíritu” (Lc 1,80) Radio María enseña todos los días cómo orar, actuar, responder, testimoniar, y vivir una vida de buen cristiano.

 

 

Marcelo General Alvear, Mendoza, Argentina 

Marcelo y su esposa Liliana, participaron en el Mariatrhon orando, dando a conocer la radio en su zona y recogiendo donativos para los proyectos de Radio María en todo el mundo.

Marcelo nos dice que durante treinta años perteneció a otra iglesia, pero después de la muerte de su padres encontró  a Radio María y esto lo llevó a la conversión.

"Mi padre era muy devoto y escucha Radio María todos los días. Cuando ingresó en el hospital, me habló de los santos, de María y de lo que escuchaba en Radio María,del Rosario..., pero no les presté atención porque no era creyente. El día después de la muerte de mi padre, mientras estaba limpiando su casa, puse la radio y Radio María esta allí, empecé a escucharla y poco a poco comencé a rezar con la radio", dice Marcelo.

En aquel momento comprendió que las oraciones de su madre, de su padre, de su hermana, de su esposa y de la Virgen, lo llevaron a convertirse. En Marcelo lo que inicialmente no era importante se transformó, a través de la radio, en un apostolado diario, que comparte con su esposo. Ahora, tanto Liliana como Marcelo participan activamente en el Mariathon. “Mi mujer ya era colaboradora de Radio María y cuando recibimos la carta de la Radio que nos invita­ba al Mariathon, aunque no sabíamos mucho al respecto, comenzamos a hablar con familiares y conocidos.  

Hicimos fotocopias del material, rezamos y fuimos, Liliana y yo, a visitar a los vecinos, con una imagen de la Virgen que me había regalado mi hermana. También hablamos con el alcalde y los concejales, en la parroquia, con muchas perso­nas, y recogimos donativos para los proyectos de Radio María en el mundo. Salimos casi todos los días para hacer publicidad a la radio y contribuir al Mariathon”.

Le preguntamos qué le diría a alguien para alentarlo a participar: “Rezad, pedid a mamá María y a Jesús, que os empujen, hay muchas personas que sufren en todo el mun­do, hay personas que son perseguidas por ser cristianos y católicos. Tenemos mártires por la fe. Por eso tenemos que salir, con fe, al encuentro de nuestros hermanos”, nos dice, alentando a los oyentes de Radio María en Argentina.

 

Nicolas Romero, Taxista, México

Desde hace varios años Nicolás Romero es voluntario en la promoción de Radio María y lo hace a bordo de su taxi, un vehículo que se ha convertido en un instrumento de evange­lización. “Siempre he escuchado Radio María desde que co­mencé a trabajar con taxis. Fui a Radio María y junto con otro colega formamos el grupo de taxistas de María. Comen­cé invitando a todas las personas a las que transportaba a escuchar Radio María. Me ha ayudado mucho porque me comprometí con la Santísima Virgen María y sentí su apoyo espiritual y, concretamente, la necesidad de hacer cosas por Dios”.

¿Cómo promocionas a Radio María en tu taxi?

 

“En primer lugar, miro a los clientes y empiezo a charlar brevemente con ellos. Entonces, si por casualidad mencio­nan algunos de sus problemas, les sugiero que escuchen Ra­dio María. Con muchas personas, sobre todo con las mujeres que tienen problemas, lo que hago es llevarlas al Santísimo Sacramento y lloran ante la presencia de Dios”.

 

 

Luigi Catanzaro, Italia

En primer lugar un caluroso agradecimiento por la inapreciable obra de evangelización que la radio desde hace décadas lleva a cabo en el mundo. 

Gracias por ser guía, apoyo y consuelo para tantas personas enfermas o cuya discapacidad no hace posible una vida normal de inserción en la sociedad y, en consecuencia, de colaboración con las instituciones que cuidan a los pobres, los marginados, los que están en cualquier situación de necesidad. Soy un jóven con tetraplejia espásmica de nacimiento, obligado a vivir en silla de ruedas porque no tengo uso de las piernas ni de una mano. Mi deseo más profundo hubiera sido colaborar con Radio María, que escucho desde siempre todos los días y que me da no solamente consuelo sino también mucha luz en el crecimiento de la fe. 

Al no poder hacerlo, debido a mi impedimento físico, re­curro a la oración diaria y a la comunión frecuente. He reza­do y seguiré haciéndolo por una difusión cada vez mayor de Radio María en el mundo, para que su enseñanza bajo la guía maternal de la Virgen María ilumine y acompañe cada vez a más personas en el camino de la conversión. Ya que, por lo menos puedo hacer esto, enviaré una contribución muy modesta para los costos de apertura de una Radio María en el país donde nació y vivió la madre de Nuestro Señor. Radio María es una riqueza para las familias cristianas que, no solo a través de la escucha de las funciones sagradas, sino también a través de tantos programas que dan una vi­sión cristiana del mundo y de sus necesidades, constituye una guía segura.

Personalmente, puedo decir que su escucha diaria me ha dado la fuerza interior para aceptar completamente mi condición en obediencia a esos diseños salvíficos divinos que por el momento son inescrutables. A menudo pienso que si con el sacrificio de mi existencia y con mis oraciones se salvase solamente un alma, entonces mi existencia no habrá sido vacía ni vana.

 

Vuestro hermano en Cristo

 

 Whatsapp +(52) 133 3450-15-96 Teléfono +52 (33) 33-67-10-00

 

Calle Joaquín Angulo 1696 Col. Sta Teresita Cp 44600 Guadalajara, Jal. México