Una sola radio, una sola misión

Programación Marzo 2019

Cuando se habla de voluntariado en radio María es necesario hacerlo de un modo muy específico. No se trata de la filantropía humana que caracteriza a muchas asociaciones laicas ni tampoco de un genérico amor al prójimo típico dentro de la tradición católica. El voluntariado en Radio María tiene como fuente originaria el amor por Nuestra Señora. 

 

 

 

Read more ...

Tiempo de cuaresma, tiempo de conversión

 

 

Hemos empezado el tiempo de Cuaresma, tiempo de conversión, tiempo penitencial, con un poco de ceniza en la cabeza. Y escuchando: “Acuérdate que eres polvo y al polvo volverás”.

    No hay duda que adornarse con ceniza está lejos de todos los protocolos de belleza, hoy y siempre. Aún así, hemos acudido con devoción para dejarnos “embellecer”. ¿Por qué?

    Para comprenderlo bien, tendríamos que acudir al Génesis: “El Señor Dios modeló al hombre de arcilla del suelo, sopló en su nariz un aliento de vida, y el hombre se convirtió en ser vivo” (Gen.2,7).

    ¡Exacto!, la ceniza, el polvo de la tierra, se entiende en una dinámica de vida, no en un ambiente fúnebre… solamente la gente superficial podría menospreciar este gesto que nos reconduce, nos “convierte”, a nuestro ser originario, al principio.

   Este “Acuérdate que eres polvo…” es el recuerdo de nuestro originario “material de construcción”, y sobre todo reconocer que Dios no se contenta con nuestra precariedad, del hecho de que seamos sólo polvo. Quiere algo más, quiere infundirnos su “aliento de vida”, no se conforma con moldearnos del polvo, quiere darnos “aliento” vital.

     El “hombre hecho de polvo” es el hombre que se ha alejado de Dios, el hombre que da la espalda a su propio ser y se conduce a la nada (a la tumba), como consecuencia de su pecado.

    Pero en este dramático itinerario existe la posibilidad del retorno. La vuelta al origen.
En lugar de precipitarse a la tumba, es posible cambiar de dirección –esta es la conversión– y volver al origen, a Dios.

    Es volver a sentirse polvo y confiarse al Constructor, para que te vuelva a moldear, como barro en manos del alfarero, y te dé un nuevo aliento de vida.

    Y es entonces cuando esa sutil capa de polvo vuelve a manifestar el esplendor del rostro de un hijo de Dios, con toda su “belleza” original.

    Con la Cuaresma, con estos signos sacramentales, todo comienza de nuevo. Puedo llegar a ser un hombre “nuevo”, si acepto no el fin, la muerte, sino el principio la vida.

    La Iglesia no nos está invitando a ver el montoncito de ceniza de la tumba, sino a contemplar ese poco de tierra en manos del Artífice, y dispuesta a recibir el “aliento” vivificante del Espíritu.

     La Cuaresma, queridos hermanos, es la antesala de la Pascua. Sí, será un camino de Pasión, pero terminará siempre en la Resurrección.

 

Equipo Editorial

Radio María México

Read more ...

Vuelven las noches de los testigos

 

 

La segunda edición de la “Noche de los Testigos”, organizada por la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) en México, presentará este año los testimonios de persecución religiosa en Nicaragua, Nigeria y Siria.

El evento se realizará el 12 de febrero en Ciudad de México, el 13 en Monterrey, el 15 en Puebla y el 16 en Orizaba.

ACN ayuda a la labor evangelizadora y solidaria de la Iglesia en todo el mundo, especialmente en aquellas comunidades más afectadas por la persecución religiosa. Tiene oficinas en 25 países, entre ellos México, y atiende actualmente más de cinco mil proyectos en más de 145 países.

 La Noche de los Testigos es una iniciativa que cumple 10 años consecutivos en diversas partes del mundo, en un esfuerzo por concientizar sobre la importancia de la oración y la defensa de la fe.

Este año en México estarán presentes el Arzobispo de Alepo (Siria), Mons. Antoine Chahda; el P. Kenneth Chukwuka Iloabuchi, de Nigeria; y el Obispo de Granada (Nicaragua), Mons. Jorge Solórzano Pérez.

Julieta Appendini, Directora ACN en México, señaló en un artículo remitido a ACI Prensa que en esta edición de la Noche de los Testigos “se hará un homenaje a 28 personas que perdieron la vida por creer en Dios y mantener su fe, y ahora son consideradas mártires del siglo XXI como una muestra de los miles de millones de muertos por persecución y violencia”.

Entre estas 28 personas figura el P. Jacques Hamel, asesinado a los 84 años por dos hombres vinculados al Estado Islámico, durante la celebración de la Misa en Francia.

Además, se tendrá presente a los 23 fieles coptos asesinados en El Cairo (Egipto), en un atentado realizado el 11 de diciembre de 2016.

Las otras personas que serán recordadas durante la segunda edición de la Noche de los Testigos serán las cuatro religiosas Misioneras de la Caridad asesinadas por el Estado Islámico el 4 de marzo de 2016 en Yemen.

Para Appendini, este evento “será una oportunidad para concientizarnos de la importancia de la oración como signo de unidad, para defender nuestra fe, encender una luz hacia la libertad religiosa y rechazar la violencia que se vive en México y el mundo”.

Para más información sobre la segunda Noche de los Testigos en México, puede ingresar AQUÍ.

Read more ...

Mensaje del Papa para la Cuaresma 2019

 

 

MENUARESMA 2019

«LA CREACIÓN, EXPECTANTE, ESTÁ AGUARDANDO

LA MANIFESTACIÓN DE LOS HIJOS DE DIOS» (Mt 24,12).

Queridos hermanos y hermanas:

 

Cada año, a través de la Madre Iglesia, Dios «concede a sus hijos anhelar,

con el gozo de habernos purificado, la solemnidad de la Pascua, para que (…) por la celebración de los misterios que nos dieron nueva vida, lleguemos a ser con plenitud hijos de Dios» (Prefacio I de Cuaresma). De este modo podemos caminar, de Pascua en Pascua, hacia el cumplimiento de aquella salvación que ya hemos recibido gracias al misterio pascual de Cristo: «Pues hemos sido salvados en esperanza» (Rm 8,24). Este misterio de salvación, que ya obra en nosotros durante la vida terrena, es un proceso dinámico que incluye también a la historia y a toda la creación. San Pablo llega a decir: «La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios» (Rm 8,19). Desde esta

perspectiva querría sugerir algunos puntos de reflexión que acompañen nuestro camino de conversión en la próxima Cuaresma.

 

1. LA REDENCIÓN DE LA CREACIÓN

La celebración del Triduo Pascual de la Pasión, muerte y Resurrección de

Cristo, culmen del año litúrgico, nos llama una y otra vez a vivir un itinerario

Se trata del pecado que lleva al hombre a considerarse el dios de la creación, a sentirse su dueño absoluto y a no usarla para el fin deseado por el Creador, sino para su propio interés, en detrimento de las criaturas y de los demás.  Cuando se abandona la ley de Dios, la ley del amor, acaba triunfando la ley del más fuerte sobre el más débil. El pecado que anida en el corazón del hombre (cf. Mc 7,20-23) —y se manifiesta como avidez, afán por un bienestar desmedido, desinterés por el bien de los demás y a menudo también por el propio— lleva a la explotación de la creación, de las personas y del medio ambiente, según la codicia insaciable que considera todo deseo como un derecho y que antes o

después acabará por destruir incluso a quien vive bajo su dominio.

3. LA FUERZA REGENERADORA DEL ARREPENTIMIENTO Y DEL

PERDÓN Por esto, la creación tiene la irrefrenable necesidad de que se manifiesten los hijos de Dios, aquellos que se han convertido en una «nueva creación»: «Si alguno está en Cristo, es una criatura nueva. Lo viejo ha pasado, ha comenzado lo nuevo» (2 Co 5,17). En efecto, manifestándose, también la creación puede “celebrar la Pascua”: abrirse a los cielos nuevos y a la tierra nueva (cf. Ap 21,1). Y el camino hacia la Pascua nos llama precisamente a restaurar nuestro rostro y nuestro corazón de cristianos, mediante el arrepentimiento, la conversión y el perdón, para poder vivir toda la riqueza de la gracia del misterio pascual.

Esta «impaciencia», esta expectación de la creación, encontrará cumplimiento cuando se manifiesten los hijos de Dios, es decir, cuando los cristianos y todos los hombres emprendan con decisión el «trabajo» que supone la conversión. Toda la creación está llamada a salir, junto con nosotros, «de la esclavitud de lacorrupción para entrar en la gloriosa libertad de los hijos de Dios» (Rm 8,21).La Cuaresma es signo sacramental de esta conversión, es una llamada a los cristianos a encarnar más intensa y concretamente el misterio pascual en su vida personal, familiar y social, en particular mediante el ayuno, la oración y la limosna.

Ayunar, o sea, aprender a cambiar nuestra actitud con los demás y con lascriaturas: de la tentación de «devorarlo» todo, para saciar nuestra avidez, a la capacidad de sufrir por amor, que puede colmar el vacío de nuestro corazón. Orar para saber renunciar a la idolatría y a la autosuficiencia de nuestro yo, y declararnos necesitados del Señor y de su misericordia. Dar limosna para salir de la necedad de vivir y acumularlo todo para nosotros mismos, creyendo que así nos aseguramos un futuro que no nos pertenece. Y volver a encontrar así la alegría del proyecto que Dios ha puesto en la creación y en nuestro corazón, esdecir, amarle, amar a nuestros hermanos y al mundo entero, y encontrar en este amor la verdadera felicidad.

Queridos hermanos y hermanas, la «Cuaresma» del Hijo de Dios fue un entraren el desierto de la creación para hacer que volviese a ser aquel jardín de lacomunión con Dios que era antes del pecado original (cf. Mc 1,12-13; Is 51,3).Que nuestra Cuaresma suponga recorrer ese mismo camino, para llevar también la esperanza de Cristo a la creación, que «será liberada de la esclavitud de la corrupción para entrar en la gloriosa libertad de los hijos de Dios» (Rm 8,21). No dejemos transcurrir en vano este tiempo favorable. Pidamos a Dios que nos ayude a emprender un camino de verdadera conversión. Abandonemos el egoísmo, la mirada fija en nosotros mismos, y dirijámonos a la Pascua de Jesús; hagámonos prójimos de nuestros hermanos y hermanas que pasan dificultades, compartiendo con ellos nuestros bienes espirituales y materiales. Así, acogiendo en lo concreto de nuestra vida la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte atraeremos su fuerza transformadora también sobre la creación.

Vaticano, 4 de octubre de 2018

Fiesta de San Francisco de Asís

Read more ...

Obispos mexicanos: apostar por la paz y por la casa común

 

Obispos mexicanos: apostar por la paz y por la casa común

 

Mons. Rogelio Cabrera López, arzobispo de Monterrey y presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), hizo públicos las prioridades para el trabajo de la Iglesia en el 2019

Manuel Cubías – Ciudad del Vaticano

 

Compromisos de la Iglesia mexicana

En un desayuno con representantes de los medios de comunicación, Mons. Cabrera  dijo que “el pueblo mexicano reclama una iglesia cercana y de acompañamiento”, así como también expresó  que los obispos “queremos refrendar nuestro compromiso de seguir construyendo la casa común”.

 

El mensaje desarrolla  cinco prioridades. La primera es el Proyecto Global de Pastoral 2031-2033. Sobre el que afirmó: “Con alegría y gratitud contemplamos su buena aceptación en los diferentes ámbitos de la Iglesia, y estamos en la ruta de su conocimiento, reflexión y aplicación”.

 

La segunda refiere a las acciones de la Iglesia en favor de la paz, para ello, afirma: hay que abrir espacios para el encuentro, el diálogo y la paz”.  La tercera prioridad tiene que ver con la protección a los menores para prevenir los abusos. Para ello se ha creado el Equipo Nacional para la Protección del Menor.

 

La cuarta prioridad enfoca el tema de los migrantes y afirma: “En fidelidad a la fe en Jesucristo, no puede pasar de largo el sufrimiento de quien busca mejores condiciones de vida, al cruzar la frontera para trabajar y contribuir al bien común, no sólo de sus familias sino del país hermano que los recibe”.

 

Finalmente, recordando el documento Laudato Si, afirma que México debe ser pionero en el cuidado de nuestra casa común.

Read more ...

 Whatsapp +(52) 133 3450-15-96 Teléfono +52 (33) 33-67-10-00

 

Calle Joaquín Angulo 1696 Col. Sta Teresita Cp 44600 Guadalajara, Jal. México