Una sola radio, una sola misión

Mensaje del Santo Padre para la Cuaresma 2018

 

 

“Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría”. Así se titula el Mensaje del Santo Padre para la Cuaresma de este año que se presentó esta mañana en la Sala de Prensa de la Santa Sede. Intervinieron en la presentación el Cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral; Monseñor Graham Bell, Subsecretario del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización y la Dra. Natalia Peiró, Secretaria General de Caritas España

En su mensaje para la Cuaresma – firmado en la Ciudad del Vaticano el 1 de noviembre de 2017, en la Solemnidad de Todos los Santos – el Papa Francisco escribe que “una vez más nos sale al encuentro la Pascua del Señor”, y explica que para prepararnos a recibirla, la Providencia de Dios nos ofrece cada año la Cuaresma, que define “signo sacramental de nuestra conversión”.

Tal como lo expone el Pontífice, mediante este mensaje desea “ayudar a toda la Iglesia a vivir con gozo y con verdad este tiempo de gracia”; y lo hace inspirándose en una expresión de Jesús según el Evangelio de Mateo: “Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría”.

Frase que proviene de la enseñanza sobre el fin de los tiempos, ambientada en el Monte de los Olivos de Jerusalén, donde precisamente tendrá inicio la pasión del Señor, que en este caso respondiendo a una pregunta de sus discípulos, anuncia “una gran tribulación” y describe la situación en la que podría encontrarse la comunidad de los fieles: frente a acontecimientos dolorosos, algunos falsos profetas engañarán a mucha gente hasta amenazar con apagar la caridad en los corazones, que es el centro de todo el Evangelio.

Los falsos profetas

En el primer punto de este mensaje, titulado “los falsos profetas”, el Pontífice invita a preguntarnos ¿qué formas asumen? Y no duda en responder que “son como ‘encantadores de serpientes’”, que “se aprovechan de las emociones humanas para esclavizar a las personas y llevarlas adonde ellos quieren”. De ahí su exclamación ante los tantos hijos de Dios que “se dejan fascinar por las lisonjas de un placer momentáneo, al que se lo confunde con la felicidad”. O acerca de cuántos hombres y mujeres que “viven como encantados por la ilusión del dinero, que los hace en realidad esclavos del lucro o de intereses mezquinos”; sin olvidar a quienes “viven pensando que se bastan a sí mismos y caen presa de la soledad”.

También se refiere a esos otros falsos profetas que denomina “charlatanes”, que ofrecen soluciones sencillas e inmediatas para los sufrimientos, remedios que sin embargo resultan ser completamente inútiles. Tanto es así que el Pontífice dirige su pensamiento a los numerosos jóvenes “a los que se les ofrece el falso remedio de la droga, de unas relaciones de ‘usar y tirar’, de ganancias fáciles pero deshonestas; o que “se dejan cautivar por una vida completamente virtual”, en que las relaciones parecen más sencillas y rápidas pero que después “resultan dramáticamente sin sentido”.

Dignidad, libertad y capacidad de amar

Se trata de “estafadores” –  tal como escribe el Papa Bergoglio – que no sólo ofrecen cosas sin valor, sino que quitan lo más valioso, es decir “la dignidad, la libertad y la capacidad de amar”. Sí porque como leemos en este mensaje pontificio, “es el engaño de la vanidad”, lo que lleva a “pavonearse” hasta caer en lo ridículo. De manera que no es una sorpresa, puesto que “desde siempre el demonio, que es ‘mentiroso y padre de la mentira’, presenta el mal como bien y lo falso como verdadero, para confundir el corazón del hombre”.

Por esta razón el Sucesor de Pedro insiste en la necesidad de discernir y examinar en el propio corazón si nos sentimos amenazados por las mentiras de estos falsos profetas. Y reafirma que hay que “aprender a no quedarnos en un nivel inmediato, superficial, sino a reconocer qué cosas son las que dejan en nuestro interior una huella buena y más duradera, porque vienen de Dios y ciertamente sirven para nuestro bien”.

Un corazón frío

En el segundo punto de este texto – que lleva por subtítulo “un corazón frío” –  Francisco recuerda que Dante Alighieri, en su descripción del infierno, se imagina al diablo sentado en un trono de hielo; “su morada es el hielo del amor extinguido”, escribe e invita a preguntarnos: “¿Cómo se enfría en nosotros la caridad? ¿Cuáles son las señales que nos indican que el amor corre el riesgo de apagarse en nosotros?”.

Entre las causas el Papa destaca “la avidez por el dinero”, “raíz de todos los males”, a la que sigue “el rechazo de Dios” y, por tanto, el no querer buscar consuelo en él, prefiriendo quedarnos con nuestra desolación “antes que sentirnos confortados por su Palabra y sus Sacramentos”. Y añade que todo esto se transforma en una violencia que se dirige contra los que consideramos una amenaza para nuestras “certezas”, como “el niño por nacer, el anciano enfermo, el huésped de paso, el extranjero, así como el prójimo que no corresponde a nuestras expectativas”.

Enfriamiento de la caridad

Sin olvidar que la creación también es un testigo silencioso de este “enfriamiento de la caridad”, el Pontífice escribe que el amor se enfría asimismo en nuestras comunidades y recuerda que en su Exhortación apostólica Evangelii gaudium ha tratado también de describir las señales más evidentes de esta falta de amor, como el egoísmo, el pesimismo estéril, la tentación de aislarse y de entablar continuas guerras fratricidas, o la mentalidad mundana que induce a ocuparse sólo de lo aparente, con lo que disminuye el entusiasmo misionero.

¿Qué podemos hacer?

Todo esto sugiere al Obispo de Roma plantearse la pregunta – en su tercer punto – acerca de lo que podemos hacer. Aquí Francisco reafirma que la Iglesia, en su carácter de “madre y maestra”, además de la medicina, a veces amarga de la verdad, “nos ofrece en este tiempo de Cuaresma el dulce remedio de la oración, la limosna y el ayuno”.

Y agrega que el hecho de dedicar más tiempo a la oración hace que “nuestro corazón descubra las mentiras secretas con las cuales nos engañamos a nosotros mismos, para buscar finalmente el consuelo en Dios”, que es nuestro Padre y que desea la vida para nosotros. Al mismo tiempo – añade – el ejercicio de la limosna “nos libera de la avidez y nos ayuda a descubrir que el otro es mi hermano”; mientras el ayuno, “debilita nuestra violencia, nos desarma, y constituye una importante ocasión para crecer”.

El Santo Padre manifiesta en su mensaje que desearía que su voz “traspasara las fronteras de la Iglesia Católica”, para llegar a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, “dispuestos a escuchar a Dios”. A todos ellos les dice directamente que “si se sienten afligidos porque en el mundo se extiende la iniquidad, si les preocupa la frialdad que paraliza el corazón y las obras, si ven que se debilita el sentido de una misma humanidad, únanse a nosotros para invocar juntos a Dios”, ayunar juntos y juntos ayudar a nuestros hermanos.

El fuego de la Pascua

El Papa concluye invitando de modo especial a los miembros de la Iglesia “a emprender con celo el camino de la Cuaresma, sostenidos por la limosna, el ayuno y la oración”. Y destaca que una ocasión propicia para esto será la iniciativa titulada “24 horas para el Señor”, que este año invita a celebrar el Sacramento de la Reconciliación en un contexto de adoración eucarística.

En efecto destaca que esta iniciativa se llevará a cabo los días 9 y 10 de marzo, inspirándose en las palabras del Salmo 130 que reza: “De ti procede el perdón”. De este modo, al menos una iglesia en cada diócesis, permanecerá abierta durante las 24 horas, para permitir la oración de adoración y la confesión sacramental.

 

Tras bendecir a todos de corazón, asegurando su oraciones y pidiendo que se rece por él, el Obispo de Roma escribe que “en la noche de Pascua reviviremos el sugestivo rito de encender el cirio pascual”, con lo cual “la luz que proviene del ‘fuego nuevo’ poco a poco disipará la oscuridad e iluminará la asamblea litúrgica”. De ahí su deseo de que “la luz de Cristo, resucitado y glorioso, disipe las tinieblas de nuestro corazón y de nuestro espíritu, para que todos podamos vivir la misma experiencia de los discípulos de Emaús”.

 

María Fernanda Bernasconi – Ciudad del Vaticano

Tomado de News.va

Read more ...

Las elecciones 2018 y la Doctrina Social de la Iglesia

 

 

 

El escenario sociopolítico del país está condicionado por las próximas elecciones federales y estatales donde habrán de disputarse 2,159 cargos políticos a nivel federal en los comicios del 7 de junio. Se disputarán 500 diputados federales, 9 gubernaturas, 641 diputaciones locales, 993 alcaldías y 16 jefaturas delegacionales. La violencia ha dejado hasta el momento 4 candidatos y un precandidato muertos y otros amenazados por grupos armados. Las “campañas”, si es que así se pueden llamar, están llenas de descalificaciones y vacías de propuestas. Viejos esquemas se presentan como nuevos, promesas inalcanzables y hasta irracionales saturan los medios de comunicación. La clase política ha demostrado una vez más que no está a la altura de las necesidades de las personas, especialmente de los más vulnerables y excluidos de la sociedad, y sin embargo se sirven con la cuchara grande a la hora de asignarse recursos, ya que son capaces de eso y de más, porque nos conocen y saben que somos incapaces de organizarnos. Todo lo anterior es promovido por un sistema político basado en estructuras que generan injusticias.

La realidad de México, en gran medida, se explica, por la indiferencia de los católicos o de los que nos decimos católicos, y así será en los próximos años. Las circunstancias del país exigen el compromiso y la participación para un mejor presente y futuro de México. Sin embargo se confirma el llamado hecho en Aparecida: “la notable ausencia, en el ámbito político, comunicativo y universitario, de voces e iniciativas de líderes católicos de fuerte personalidad y de vocación abnegada, que sean coherentes con sus convicciones éticas y religiosas. Los movimientos eclesiales tienen aquí un amplio campo para recordar
a los laicos su responsabilidad y su misión de llevar la luz del Evangelio a la vida pública, cultural, económica y política” Nos toca pues participar activamente en los próximos comicios y más allá, desde una lógica de actuar en justicia y trabajar por la justicia, siempre denunciando las injusticias por el México en paz que merecemos. Como ha recordado recientemente el Papa Francisco, “La política tan denigrada, es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad, porque busca el bien común”.

Misión del IMDOSOC

Somos una institución de laicos católicos, con espíritu ecuménico, en diálogo con las culturas; cuya misión es contribuir a formar la conciencia personal y social, para construir una realidad social justa a la luz del Evangelio y a través de la investigación, la enseñanza y la difusión del pensamiento social cristiano.

Tomado de IMDOSOC

 

Read more ...

El Cardenal Retes toma posesión de la Arquidiócesis de México

 

 

 Durante su Misa de inicio de ministerio episcopal, llamó a la comunidad a reconstruir la vida social de México a partir de la fe.

Tras haber llevado a cabo su Profesión de Fe y expresado su Promesa de Fidelidad a la Iglesia Católica y al Sumo Pontífice, con lo cual tomó posesión de su cargo como Arzobispo Primado de México, el Card. Carlos Aguiar Retes se trasladó de la Catedral Metropolitana -donde se llevó a cabo dicho acto canónico-, a la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe, donde celebró su Misa de inicio como trigésimo quinto sucesor de Fray Juan de Zumárraga y custodio de la sagrada imagen de Nuestra Señora de Guadalupe.

Durante esta celebración Eucarística, misma que fue presidida por el Nuncio Apostólico en nuestro país, Mons. Franco Coppola, el ahora Arzobispo Primado de México dijo que al celebrar (este 5 de febrero) la solemnidad del primer santo y mártir mexicano, San Felipe de Jesús, patrono de la Arquidiócesis de México, debemos tener presente que la muerte, sea a cualquier edad, temprana, madura o anciana, para el discípulo de Cristo es siempre el paso a la vida eterna. “Esta convicción fundamentada en la experiencia de la vida de Jesús, da a todas las situaciones humanas un sentido de plenitud en la trascendencia…”.

Externó que, como cristianos, estamos llamados a vivir todo tipo de circunstancias con fe y esperanza, por lo que, “como dice san Pablo, sufrimos toda clase de pruebas, pero no nos angustiamos; nos abruman las preocupaciones, pero no nos desesperamos; nos vemos perseguidos, pero no desamparados; derribados, pero no vencidos”.

Señaló que actualmente nuestro país es abrumado por situaciones que violentan la justicia y la paz, por agresiones que denigran nuestra condición de hermanos, y que fomentan una vida de confrontación, de discriminación y menosprecio a la dignidad humana, que conducen a la angustia, la tragedia o la muerte, por lo que hoy, más que antes, nos necesitamos para reconstruir nuestra vida social a partir de la fe, a fin de dejar a las nuevas generaciones una ciudad humanizada y humanizante”.

Como un gesto de humildad ante la comunidad arquidiocesana, el Card. Aguiar Retes recordó las palabras del Papa Francisco, cuando, al inicio de su pontificado se presentó como un pecador necesitado de la oración y bendición del pueblo; así, “yo también me uno a esa expresión de humildad y les pido desde este primer día su ayuda y oración”.

 

Dijo que este día, en que ha iniciado su ministerio como Arzobispo Primado de México, ha puesto en Dios su confianza para que Él haga maravillas entre todo el pueblo fiel. “Mi oración a María de Guadalupe, nuestra querida Madre, es que me acompañe siempre en la custodia de esta casa; y no me refiero simplemente a este Santuario, sino al hogar que ella quiere, al estilo de vida fraterna y solidaria de la gran familia de sus hijos que habitan en estas latitudes del Valle de México y sus confines”.

 

Publicado en Últimas Noticias por Vladimir Alcántara Flores

Read more ...

Condolencias por Sacerdotes asesinados

 

Ciudad de México, 5 de febrero del 2018.

La Conferencia del Episcopado Mexicano, expresa profundo dolor y consternación por el lamentable fallecimiento de los sacerdotes, Pbro. Iván Añorve Jaimes, perteneciente al presbiterio de la Arquidiócesis de Acapulco y el Pbro. Germaín Muñiz García de la diócesis de Chilpancingo Chilapa, quienes fueron privados de la vida en esta madrugada, así como por las personas que fueron heridas en este ataque.

Nos unimos a la pena que embarga a Mons. Leopoldo González González, Arzobispo de Acapulco y a Mons. Salvador Rangel Mendoza, Obispo de Chilpancingo Chilapa, a los presbiterios y comunidades diocesanas, ante esta pérdida.

Elevamos nuestras oraciones para que, por la infinita misericordia de Dios, y purificados de todas sus faltas los introduzca a gozar eternamente con Él y nos unimos al dolor de los familiares, pidiendo para que Nuestro Señor Jesucristo les fortalezca espiritualmente y dé su consuelo.

Ponemos en nuestras plegarias, la pronta recuperación de quienes resultaron heridos en este acto de violencia y a quienes son víctimas de estos hechos a diario en nuestra patria.

Oramos por nuestras autoridades y confiamos en ellas, para que se actúe conforme a la ley, y se esclarezcan los asesinatos de nuestros hermanos sacerdotes y de todas las personas que claman justicia en nuestra nación.

Pedimos a Santa María de Guadalupe su intercesión para que en comunidad seamos constructores de paz y ésta reine en nuestros corazones y en nuestro país.

 

 

+José Francisco Card. Robles Ortega

Arzobispo de Guadalajara

Presidente de la CEM

 

 

 

Alfonso G. Miranda Guardiola

Obispo Auxiliar de Monterrey

 

Secretario General de la CEM

Read more ...

El Cardenal Robles presenta a sus nuevos Obispos Auxiliares

 

 

 

 

Aunque no decía el motivo, llego con un día de anticipación la misiva para asistir a una rueda de prensa presidida por el Eminentísimo Señor Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara. En esta convocatoria a la que nos dimos cita los medios de comunicación se presentó a los tres nuevos Obispos Auxiliares que el Papa Francisco nombró para la Arquidiócesis el pasado 2 de febrero, Fiesta de la Presentación del Señor.

 

Durante el encuentro con medios, el Cardenal Robles expresó su agradecimiento al Papa Francisco que manifestó su sensibilidad “a la urgencia” que tenía la Arquidiócesis de cubrir todas las necesidades pastorales, las cuales el Arzobispo no podía atender por sus propias fuerzas ante la gran cantidad de fieles que habitan esta porción de la Iglesia.

Así mismo, señaló que el Santo Padre tiene muy presente las necesidades de la Iglesia en Guadalajara, por lo que es posible que más adelante nombre más Obispos. Sobre la fecha de la ordenación de los nuevos Obispos, el Cardenal dijo no tener aún una fecha concreta, solamente se ha hablado de que probablemente se pueda realizar en la pascua.

Los nuevos Obispos

Mons. Héctor López Alvarado, quien actualmente desempeña el cargo de Vicario Episcopal de Nuestra Señora del Rosario, Toluquilla y párroco de Nuestra Señora de Bugambilias

Mons. Engelberto Polino Sánchez, de 51 años que fungía como Decano y párroco en la comunidad de San Bernardo.

Mons. Juan Manuel Muñoz Curiel, OFM. 59 añosMinistro Provincial de la Provincia de los Santos Francisco y Santiago en México.

 

 

Read more ...

 Whatsapp +(52) 133 3450-15-96 Teléfono +52 (33) 33-67-10-00

 

Calle Joaquín Angulo 1696 Col. Sta Teresita Cp 44600 Guadalajara, Jal. México