Una sola radio, una sola misión

estamos al aire

MENSAJE DEL DIRECTOR

XXVI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

 

Pbro. Jorge Antonio Luna Casillas

 

¿Y qué piensa un padre que tiene en casa dos hijos arrepentidos? En efecto, la desgracia de un padre puede ser la de tener un hijo que dice sí inmediatamente. Es una desgracia todavía más grande que encontrarse frente a otro hijo que te echa en la cara un no quiero. Los dos se arrepienten. El primero se arrepiente del sí…pero no fue. El segundo se arrepiente de la negativa, pero después se arrepintió y fue.

            El Padre no pretende que tu digas sí inmediatamente. Está a la espera,  No, no espera un sí retardo, espera verte trabajar; la viña no se cultiva a fuerza de sí, Señor. Con frecuencia quien tiene el sí listo de antemano, tiene todavía más a punto la justificación. La parábola nos invita a reflexionar sobre el verdadero sentido de la obediencia. En efecto, puede haber gente que se muestra rebelde por amor. Y puede haber quien es fiel…por desafecto. Quien es un poco indisciplinado y descarado, pero sustancialmente obediente, animado por un amor real.  Mucha gente dice sí siempre, en cualquier circunstancia y en todas partes. Y todo acaba ahí. Una obediencia aparatosa con frecuencia es sospechosa, surge la duda legítima de si no es un recurso sutil para esquivar las tareas mas importantes.

            Dios nuestro Padre, después de la confusión de muchos sí que son no, y no que son sí, y tantos peros, quizás le guste escuchar el silencio de un hijo plenamente obediente y apreciar el ruido de los pasos en dirección a la viña. Recordando que el sí no es una palabra, es el compromiso que cada cristiano debe dar a quien a muerto y nos ha justificado a cada uno por Amor.

Nosotros, los que hoy hemos escuchado esta Palabra ¿qué clase de hijos somos? Ojalá no fuéramos ni el primero ni el segundo. El Padre tiene un tercer hijo que conoce la voluntad de su Padre, que no necesita órdenes, que no sabe de miedos, que se pone manos a la obra, y poco a poco, con paciencia y amor, transforma la viña, mejora su ambiente y recrea la iglesia y el mundo.

Este tercer hijo, con el que sueña Dios, es el cristiano que ora en la comunidad cristiana, lucha en el mundo y obedece por amor. Este hijo no será precedido por nadie en el Reino de Dios.

EVANGELIO DEL DÍA

 Whatsapp +(52) 133 3450-15-96 Teléfono +52 (33) 33-67-10-00

 

Calle Joaquín Angulo 1696 Col. Sta Teresita Cp 44600 Guadalajara, Jal. México