Una sola radio, una sola misión

estamos al aire

MENSAJE DEL DIRECTOR

Quinto domingo de Pascua 

Pbro. Jorge Antonio Luna Casillas

 

“La fe y el amor de Dios nos exigen cambiar el mundo”

 

            La presencia de Cristo en la tierra culmina en que se deja despedazar en la cruz, para que se nos abran las  puertas del cielo, Resucita de su tumba y se levanta glorioso y triunfante para enseñarnos cómo hemos de levantarnos aun de la postración más humillante en que nos haya dejado el pecado. Pero después de la consideración del amor de Dios, es necesario sostenernos en la fe. La fe en Cristo implica la seguridad actual de que este mundo nuestro tiene que cambiar. No porque Dios vaya a mandar a los ángeles a que lo cambien, sino porque nosotros mismos nos sintamos responsables de ese cambio.

            El medio para cambiar el mundo, al mismo tiempo que es la manifestación de esa transformación  que Dios pretende, es el cumplimiento del mandamiento nuevo que nos pide el Señor, en el Evangelio de hoy: “Les doy un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros  como yo los he amado. Que en esto conozcan todos que ustedes son discípulos míos “.        

            El cumplimiento del amor fraterno como Jesús nos amó, esto es, hasta la inmolación de nosotros mismos, hasta la inmolación de lo más íntimo que tenemos que es nuestro egoísmo, es el trago gordo que hemos de dar, las muchas tribulaciones que tenemos que sufrir, para poder entrar en el reino de Dios.  Los santos nos enseñan así a practicar la caridad fraterna  hasta el heroísmo. Lo mismo hacía Jesús, cuando crucificado, oraba disculpando y pidiendo perdón por nosotros y por los que lo crucificaban. Este amor es el que hemos de llevar a la práctica en el hogar, en las relaciones entre los esposos, entre padres e hijos, entre familiares y vecinos.

            El apóstol San Pablo les relataba a sus neófitos, a los nuevos cristianos, lo que había tenido que sufrir por extender el reino de Dios, movido por la caridad más ardiente. La Iglesia misma nos enseña en la oración que se dice hoy antes del prefacio: “Que nuestra conducta ponga de manifiesto la verdad que profesamos “. San Pablo sintetiza esta doctrina en su carta a los efesios, donde nos habla de “la fe que opera por medio de la caridad “, y el mismo papa nos dice: “La formación misionera, debe iniciarse desde la primera catequesis sacramental, no como un ornamento, ni como un elemento marginal o un dato accesorio, sino como una dimensión constitutiva de la fe católica.

            Esta fe que hemos de sostener y la caridad por la que hemos de cambiar el mundo, es lo que ha de resucitar muertos, florecer los desiertos, y lo que nos ha de dar alas para volar sobre las mismas estrellas para llegar a Dios.

 

 

EVANGELIO DEL DÍA

 Whatsapp +(52) 133 3450-15-96 Teléfono +52 (33) 33-67-10-00

 

Calle Joaquín Angulo 1696 Col. Sta Teresita Cp 44600 Guadalajara, Jal. México